5 pasos hacia la libertad, PDF

Ser libre se escucha decir con mucha frecuencia, toda la humanidad esta en busca de algo; un decubrimiento concreto que revele el significado exacto de la palabra libertad.

«5 pasos hacia la libertad» brinda cierta informacion con respecto al tema; contenido esta enfocado a la parte espiritual, sobre todo a una parte fundamental en el ser humano; la ORACION.

Este libro explora el uso de la oración en nuestras vidas cotidianas. L’idea para usar la oración como el medio por lo cual uno habla al Dios es antiguo en sus orígenes. Bajandose de las rodillas para rezar a una deidad por consuelo o apoyo ha sido una disciplina humana durante miles de años. Esta tradición tiene poco que ver con lo que compartiré contigo. La forma de oración descrita y apuntada en este libro, parecer muy diferente de lo que nos enseñaron en nuestra niñez y; de la que muchos de nosotros hemos usado como oración por la gran parte de nuestras vidas.

Estás a punto de aprender una nueva forma de orar que te llamará a mirar a toda tu vida con nuevos ojos; y va a tener una experiencia de la presencia de Dios desde una perspectiva completamente nueva.

Una nueva forma de Orar

Esta nueva forma de oración como el Tratamiento Mental Espiritual; puede requerir que usted establezca una nueva relación; fundamentalmente, con la Divinidad, e igualmente importante quizás, crear una nueva comprensión de quien eres dentro de esa relación.

Como seres humanos, utilizamos muchos métodos diferentes de expresión. Hablamos, cantamos, escribimo bailamos, construimos, trabajamos, jugamos, etc. Utilizamos nuestros cuerpos y mentes para expresarnos y sentirnos conectados con la vida.

Sin embargo, nuestra cultura y muchas otras culturas del mundo tienen la oración como una actividad más mística y más espiritual ¿Es cierto? Somos santos o estamos más conectados con Dios cuando oramos ;¿Las palabras que usamos cuando oramos son más sagradas que las que usamos para conversar entre nosotros?.

Como seres humanos, procesamos constantemente masivas cantidades de información. Cuando creemos que algo es de tal manera, vamos a aceptar sólo información que apoya nuestra creencia solo hasta que estemos dispuestos a cambiar esa creencia.

La creencia es una característica innata de la psique humana; toda nuestra comprensión de la vida se basa en la suma total de lo que creíamos que era, desde nuestros primeros recuerdos hasta ahora mismo.

Hasta que estemos dispuestos a cambiar lo que creemos, nuestras mentes tenderán a rechazar cualquier cosa que sea contraria a nuestras creencias individuales.

PDF, Las leyes universales y de la vida

El propósito de la experiencia humana es evolucionar, desarrollar nuestra consciencia para llenarnos de sabiduría y amor. Todos los seres humanos, sin excepción, hemos venido al mundo para trabajar en nuestro desarrollo espiritual, compartiendo y participando en experiencias con otros seres humanos. La vida es un formidable proceso pedagógico del Universo; el planeta Tierra es un «colegio espiritual» y cada experiencia vivida se puede comparar con un curso académico.

El desarrollo espiritual es un trabajo interno, absolutamente individual y personal. Nadie puede hacerlo por otro, pero tampoco puede hacerse sin otro; es decir, necesitamos de la interacción y de la experiencia con otras personas para poder elaborar nuestro propio desarrollo para conocernos a nosotros mismos.

A veces, en lugar de asumir el propio desarrollo, pretendemos interferir en el de los demás; en esos casos, en vez de aprender de los otros, deseamos cambiarlos. Lo que se consigue con esto es distorsionar el proceso pedagógico, o intentar distorsionarlo, y con ello se complica la propia vida.

Sólo comprendiendo esto es posible ser eficientes al hacerse la pregunta: ¿Qué nos quiere enseñar la vida en cada situación?, ya que toda situación es un aprendizaje. Se trata, en definitiva, de aprender a transmutar en sabiduría.

Cuando notamos que el sufrimiento está desapareciendo, que la paz interior se vuelve invulnerable y que la propia capacidad de crear, hacer, amar y servir se expresa sin condición ni restricción alguna, significa que hemos alcanzado la sabiduría.

Existen siete Leyes del Universo que rigen la totalidad de sus procesos de creación, administración y evolución. De esas siete, cuatro son fundamentales, puesto que controlan el desarrollo y la evolución de la consciencia de la especie humana en cualquier lugar del Universo.

Esas cuatro Leyes conforman el triángulo inferior de las mismas, mientras que la Ley de Evolución es la superior, la que rige sobre el triángulo inferior también llamado triángulo del infierno, por ser la parte más baja de las Leyes Universales. Estaremos dentro de la Ley cuando amemos, disfrutemos y valoremos lo que tenemos. Todo lo que está dentro de la Ley funciona y fluye por sí solo.

PDF, Como y por que meditar

La llamada a la meditacion pone de manifiesto un triple problema: universal, historico, personal. El problema universal se refiere al desasosiego interno que se apodera del hombre cuando su adaptaciön al mundo ha Ilegado a ser tan total que lleva al Ser esencial a un callej6n sin salida.

El problema hist6rico estå en relaci6n con la inquietud de nuestro tiempo. Cuando se ha polarizado toda la vida (como ocurre hoy) sobre el dominio del conocimiento racional, de la técnica y de la organizaci6n, un desasosiego interno esencial, incomprensible para la razön, se instala en el nücleo del hombre, en su individualidad creadora.

Finalmente, cuando el hombre Ilega a cierta etapa de su desarrollo individual, se sitüa frente a su propio problema. Es el momento en que descubre que Su cautiverio total, en el seno de Ia Vida condicionada por el tiempo y el espacio, asfixia en él al Ser esencial, absoluto, que estå mås alli de espacio temporal. El problema universal y el problema histörico se convierten en esta etapa en desasosiego interno personal.

La llamada a la meditaci6n corresponde a un indispensable cambio de orientaciön para salir de este triple desasosiego. Comprendida asi, la meditaciön es el camino de la liberaciön. NO Obstante, solo los hombres que han madurado viviendo la proveniente de Ser esencial son los que entran en contacto con problema universal, en su relatividad historica contemporänea. Se trata, ciertamentes de una pequeña fracciön de la humanidad.

Para que el fruto de cualquier trabajo meditativo madure, es preciso que el meditante sea capaz de responder a dos preguntas: por qué meditar? y Como meditar? Debe distinguir Claramente el fin de la meditaci6n y hacerlo nuevamente consciente cada dia. Y mediante un ejercicio perseverante, necesita dominar una técnica, formando de ella una segunda naturaleza que Ilegue a ser algo tan instintivo como su propla respiraci6n.

Krishnamurti, Relaciones sin conflicto, PDF

Es un deber que tenemos los humanos de investigar cual es la mejor manera de vivir. Cada conflicto que surge a nuestro alrededor proviene de nuestro interior. nuestras relaciones se deben convertir en relaciones sin conflicto, armonía con todo lo que nos rodea.

Leemos mucho acerca de lo que otra gente ha pensado; por televisión vemos lo que está pasando; siempre son los demás quienes dicen lo que debemos hacer. Como consecuencia de eso, la mente de uno está paralizada y por eso vivimos siempre de segunda mano.

Nunca nos preguntamos: ¿Puedo ser una luz para mí mismo, no la luz de otra persona, la luz del SEÑOR JESUS o de Buda?. ¿Podemos ser nuestra propia luz? Lo cual significa que no hay ninguna tiniebla, porque ser nuestra propia luz quiere decir que nunca se apaga por medios artificiales, por circunstancias, por accidente o por aflicción alguna. ¿Podemos ser esa luz para nosotros mismos? Es posible que seamos esa luz para nosotros mismos cuando la mente no tiene retos, porque está completamente atenta.

Estamos dormidos y creemos que es lo normal.

Pero la mayoría de nosotros necesita retos, porque generalmente estamos dormidos, dormidos porque los filósofos, todos los santos, todos los dioses, sacerdotes y políticos nos adormecieron; y no sabemos que estamos dormidos, creemos que es lo normal.

Un hombre que desea ser una luz para sí mismo debe liberarse de todo esto. Podemos ser nuestra propia luz sólo cuando no hay ego; entonces esa luz es la luz eterna, imperecedera, inconmensurable.

Tener conocimientos de uno mismo también es limitado, si deseo saber de mí mismo, puedo estudiar psicología, puedo comentarlo con psicólogos, psicoanalistas, psicoterapeutas y biólogos, pero ese conocimiento siempre será limitado.

Si profundizamos dentro de esta entidad llamada ‘yo’, hay una posibilidad de ir infinitamente más allá. Es algo muy importante sin lo cual la vida tendria poco sentido, más allá de ser un ciclo de placer y dolor, de recompensa y castigo, ya que ése es el modelo en el cual vivimos. Ese conocimiento psicológico que hemos adquirido ha creado los modelos en los que estamos atrapados. Sea fisiológico o psicológico, el conocimiento siempre será limitado.

Debemos averiguar por nosotros mismos, aparte de las opiniones, percepciones y experiencias personales, que siempre son relativas, si hay una percepción, un ver, que sea la verdad absoluta no relativa. ¿Cómo lo averiguamos? Si decimos que las opiniones personales y las percepciones son relativas, entonces no nada como la verdad absoluta; todo es relativo. Por consiguiente, nuestro comportamiento, nuestra conducta, nuestra manera de vivir es relativa, es informal e incompleta; no es total y, por tanto, es fragmentaria.