Crecimiento personal

Categoría: Filosofía Página 1 de 15

Miguel Ruiz, Los cuatro acuerdos, PDF

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados.

Soñar es la función principal de la mente, y la mente sueña veinticuatro horas al día. Sueña cuando el cerebro está despierto y también cuando está dormido. La diferencia estriba en que, cuando el cerebro está despierto, hay un marco material que nos hace percibir las cosas de una forma lineal. Cuando dormimos no tenemos ese marco, y el sueño tiende a cambiar constantemente.

Los seres humanos soñamos todo el tiempo. Antes de que naciésemos, aquellos que nos precedieron crearon un enorme sueño externo que llamaremos el sueño de la sociedad o el suero del planeta.

El sueño del planeta es el sueño colectivo hecho de miles de millones de sueños más pequeños, de sueños personales que, unidos, crean un sueño de una familia, un sueño de una comunidad, un sueño de una ciudad, un sueño de un país, y finalmente, un sueño de toda la humanidad.

El sueño del planeta incluye todas las reglas de la sociedad, sus creencias, sus leyes, sus religiones, sus diferentes culturas y mane-ras de ser, sus gobiernos, sus escuelas, sus acontecimientos sociales y sus celebraciones.

Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad. El sueño externo tiene tantas reglas que, cuando nace un niño, captamos su atención para introducir estas reglas en su mente. El sueño externo utiliza a mamá y papá, la escuela y la religión para enseñarnos a soñar.

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida”. (Miguel Ruiz).

Meditaciones diarias con Krishnamurti, PDF

El Libro de la Vida presenta pasajes sobre un tema nuevo para cada semana del año; y cada tópico se desarrolla a través de siete días. Estas citas se identifican por su fuente bibliográfica, y se hace referencia a ésta en cada pie de página.

Los lectores que se interesen en explorar a mayor profundidad temas específicos; están invitados a acudir a los textos completos contenidos en los libros de los cuales dichos temas han sido extractados.

Krishnamurti comenzó a hablar públicamente en 1929 con una voz que Aldous Huxley describió como plena de una autoridad intrínseca. Su poderosa exploración en la naturaleza de la verdad y la libertad; ha resultado en millones de ejemplares de sus pláticas y diálogos publicados y traducidos a casi todos los idiomas del mundo.

La verdad esta cerca

Krishnamurti, aunque tímido y retraído, ofreció centenares de pláticas, pronunciadas sin notas previas ni preparación alguna; las cuales desarrollaban esencialmente un tema primordial: la verdad puede ser descubierta por cualquiera de nosotros, sin la ayuda de autoridad alguna; al igual que la vida, está siempre presente, en un solo instante.

Sus pláticas cubren la escala completa del conflicto y el interés, tanto en lo personal como en lo social. Al observar la profundidad y el alcance de nuestra conducta tal como se revela en el instante de la observación; surge la acción indispensable para transformarnos a nosotros mismos y a nuestra sociedad. Cuando alguien que asistía a sus pláticas le preguntó por qué hablaba y qué quería lograr,

Krishnamurti respondió: Quiero revelarles algo, quizás el modo de descubrir qué es la realidad no el modo en el sentido de un sistema, sino cómo proceder al respecto.

Y si ustedes pueden descubrir esto por sí mismos, no habrá uno que les habla; hablaremos todos sobre ello, todos expresaremos esa realidad de nuestras vidas, donde quiera que nos encontremos,

La verdad no puede ser acumulada. Lo que se acumula es destruido siempre, siempre se deteriora. La verdad jamás puede deteriorarse, porque sólo puede ser descubierta de instante en instante; en cada pensamiento, en cada relación, en cada palabra, en cada gesto, en una sonrisa, en las lágrimas. Y si ustedes y yo podemos descubrir eso y vivirlo.

El intelecto distancia de la espiritualidad

Investigando la naturaleza misma de nuestra existencia, y preguntándonos seriamente por qué la vida se ha vuelto un problema tan grande, por qué; aunque intelectualmente somos muy refinados, nuestra vida cotidiana es tan penosa, tan carente de sentido, excepto para la supervivencia la cual es más bien incierta.

¿Por qué la vida, la existencia diaria, se ha convertido en una tortura semejante? Podemos acudir a la iglesia, seguir a algún líder
político o religioso, pero la vida diaria es un desorden permanente; aunque haya ciertos períodos ocasionalmente gozosos, felices, nuestra vida se halla siempre rodeada por una nube de oscuridad.

Y estos dos amigos, como lo somos ustedes y quien les habla, están discutiendo juntos de una manera cordial; quizá con afecto, con solicitud, con interés, si es de algún modo posible vivir nuestra vida cotidiana sin un solo problema.

Más allá de la psicología, Parte 02, PDF, Osho

Disfrutemos de esta segunda parte, «charlas en Uruguay» muchas cosas negativas se hablan sobre Osho, pero a nosotros nos corresponde la parte de inquirir en lo positivo, aquello que destruye dejemoslo a los de mal corazón…

Desde el momento en que te planteas ayudar a los niños a crecer sin espíritu competitivo estás en un camino equivocado, porque cualquier cosa que hagas dará a los niños cierto programa. Puede que sea distinto del que tú recibiste, pero estás condicionando a los niños, aunque lo hagas con las mejores intenciones del mundo.

Los árboles crecen y siguen creciendo sin que nadie les enseñe cómo. Los animales, los pájaros, la existencia toda no necesita programación. La idea misma de programar implica básicamente crear esclavitud, y durante miles de años el hombre ha estado creando esclavos con distintos nombres.

Cuando la gente se harta de un nombre, lo reemplaza inmediatamente por otro. Unas cuantas modificaciones en el programa, unos cuantos cambios aquí y allá en el condicionamiento, pero la cosa fundamental sigue siendo la misma: que los padres, la generación anterior, quiere que sus hijos sean de cierta forma.

Por eso preguntas por el cómo. En mi opinión, la función de los padres no es ayudar a crecer a los hijos: ellos crecerán sin ti. Tu función es apoyar, nutrir, ayudar a lo que ya está creciendo. No des directrices y no des ideales. No les digas lo que está bien y lo que está mal: deja que lo descubran por propia experiencia.

Sólo hay una cosa que puedes hacer, y es compartir tu propia vida. Diles que has sido condicionado por tus padres, que has vivido con ciertos límites, de acuerdo a ciertos ideales, que debido a estos límites e ideales has perdido la vida completamente y que no quieres destruir la vida de tus hijos. Quieres que sean totalmente libres: libres de ti, porque para ellos tú representas el pasado.

Osho.

Más allá de la psicología 01, PDF, Osho

Estos discursos, los primeros que Osho dio después de ser arrestado en Creta (Grecia), se cuentan entre las “joyas ocultas” del sannyas.

Fueron pronunciados ante un grupo muy pequeño de discípulos y por eso son únicos, sin igual, históricos… y casi desconocidos.

El encuentro se produjo en Punta del Este, la meca del juego y del turismo recreativo de Sudamérica, después de que a Osho se le
negasen visados de entrada para una estancia de tan sólo dos semanas en los países europeos que más se enorgullecen de su amor a la libertad, de su libertad de prensa y de sus supuestas democracias.

Osho, arriesgándolo todo, nos demostró que estas pretensiones de democracia simplemente no son verdad. Suiza y Suecia le rechazaron, literalmente, a punta de pistola. Fue arrestado y detenido en Inglaterra, y se le obligó a desaparecer en la campiña irlandesa durante varias semanas mientras se hacían los preparativos para continuar viaje a otro país.

Finalmente, los que estábamos con él entendimos la clave de la situación. Nos estaba mostrando que el mundo “libre” no es libre. Que la libertad de opinión es un eufemismo utilizado por los últimos eslabones de la milenaria cadena de políticos mentirosos y por sus “electorados” esclavizados.

Osho nunca había hablado de tantas cosas con tan poca gente desde que aquellos primeros días, poco después de que se supiera que estaba iluminado.

Swami Dhyan Yogi.

Página 1 de 15

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén