Si tú cambias, podras hacer que otros cambien...

Categoría: Educacion Página 1 de 39

John Maxwell, Actitud de Vencedor, PDF

Difícilmente pasa un día sin que la palabra «actitud» entre en una conversación. Se la menciona como motivo de queja o de cumplido. Podría significar la diferencia entre una promoción o una remoción. Algunas veces la sentimos, otras la vemos. Sin embargo, es difícil explicarla.

La actitud es un sentimiento interior expresado en la conducta. Es por eso que a la actitud se la ve sin decir una sola palabra. ¿No hemos visto la cara hundida del malhumorado, o la mandíbula saliente del decidido? De todas las cosas que usamos, nuestra expresión es la más importante.

Como la actitud se expresa con frecuencia en nuestro lenguaje corporal y se nota en la expresión de nuestro rostro, puede ser contagiosa. ¿Han notado lo que sucede a un grupo de gente cuando una persona, por su expresión, revela una actitud negativa O, ¿han notado el estímulo que reciben cuando la expresión facial de un amigo muestra amor y aceptación?

El psicólogo y filósofo James Allen, dice: Una persona no puede viajar interiormente y permanecer quieta exteriormente. Pronto, lo que sucede dentro de nosotros afectará a lo que sucede afuera. Una actitud dura es una enfermedad terrible. Produce una mente cerrada y un futuro oscuro. Cuando la actitud es positiva y conduce al crecimiento, la mente se expande y comienza el progreso.

Tus Zonas Erróneas, PDF – Wayne W. Dyer

Zonas erroneas, defectos psicológicos, Felicidad

La felicidad es un regalo hermoso, ¡todos deseamos ser felices! pero, existe un montón de posibilidades de que dicho sentimiento sea desconocido, no para todos pero si para una gran mayoría.

Existe algo comprobado; si no existe voluntad de cambio, la libertad y la felicidad seguirán siendo solo palabras.

No es fácil cambiar de modo de pensar. Tú estás acostumbrado a un cierto tipo de pensamientos y a sus consecuencias debilitantes. Hay necesidad de trabajar mucho para poder deshacerse de los hábitos de pensamiento que has asimilado hasta ahora. Es fácil ser feliz, pero aprender a no ser desgraciado puede resultar difícil.

La felicidad es la condición natural de la persona. Esto es evidente cuando se observa a los niños pequeños. Lo que es difícil es deshacerse de todos los «deberías» y «tendrías que» que has digerido en el pasado.

Hacerte cargo de ti mismo empieza con tener conciencia de ti mismo. Pon atención cuando digas cosas como, Me han ofendido.

Piensa en lo que estás haciendo en el momento que lo estés haciendo. El nuevo pensamiento requiere ser consciente de tus viejos pensamientos. Te has acostumbrado a patrones mentales que identifican las causas de tus sentimientos en hechos externos.

John Maxwell, Mentor 101, PDF

Si desea crecer y llegar a ser lo mejor de usted, debe tener la intención de lograrlo. La vida es, al mismo tiempo, ajetreada y compleja. La mayoría de la gente no tiene tiempo para terminar su lista de pendientes del día, y tratar de completar todo en cada área de la vida puede ser un reto.

La mayoría de las personas que quieren tener éxito se enfocan completamente en ellas, no en los demás, cuando inician el proceso. Por lo general piensan sólo en lo que pueden obtener: en posición, poder, prestigio, dinero, y extras. Pero esa no es realmente la manera de volverse exitoso.

Para eso, tiene que dar a los demás. Como dijo DouglasM. Lawson: «Existimos temporalmente a través de lo que recibimos, pero vivimos para
siempre de lo que damos».

Por eso es esencial enfocarse en llevar a los demás a un nivel más alto. Y podemos hacer eso con la gente cercana a nosotros en cualquier área de nuestras vidas:
en la casa y en el trabajo, en la iglesia y en el club.

La habilidad de encontrar la semilla del éxito de otra persona cuesta, implica comprometerse, ser diligente y tener un verdadero deseo de enfocarse en los demás. Tiene que ver los talentos, el temperamento, las pasiones, los éxitos, las alegrías y las oportunidades de la persona. Y una vez encontrada la semilla, la tiene que fertilizar con ánimo y regarla con oportunidad. Si lo hace, la persona florecerá ante sus ojos.

Eduardo Punset, El viaje a la felicidad, PDF

¿Que mas podríamos decir sobre la felicidad? son muchos los libros que han salido al mercad; y existe otra cantidad semejante esperando el turno en la editorial para ser impresos.

Este libro “El viaje a la felicidad” de “Eduardo Punset” promete una real aproximación al encuentro de la felicidad. Expone aquellos factores emocionales que la condicionan; tales como: el estrés, los flujos hormonales, el envejecimiento, los factores sociales, económicos, culturales y religiosos. Aquí encontramos un material que nos invita a la reflexión.

Hace poco más de un siglo, la esperanza de vida en Europa era de treinta años; como la de Sierra Leona en la actualidad: lo justo para aprender a sobrevivir con suerte, y culminar el propósito evolutivo de reproducirse.

No había futuro ni, por lo tanto, la posibilidad de plantearse un objetivo tan insospechado como el de ser felices. Era una cuestión que se aparcaba para después de la muerte y dependía de los dioses.

Los últimos experimentos realizados en los laboratorios apuntan a una esperanza de vida de hasta cuatrocientos años. Por primera vez la humanidad tiene futuro y se plantea, lógicamente, cómo ser feliz aquí y ahora.

La revolución científica ha desatado el cambio más importante de toda la historia de la evolución. La prolongación de la esperanza de vida en los países desarrollados, que ha generado más de cuarenta años redundantes en términos evolutivos.

La felicidad. A diferencia de los imponderables del pasado; que eran de origen natural, los actuales están inducidos por la mente humana, que podría recorrer ahora el camino de la felicidad, si la dejaran.

Este libro se enmarca en mi fascinación por el impacto de la ciencia en la vida cotidiana de la gente. Su objetivo es muy simple: poner al alcance de los lectores los descubrimientos científicos más recientes sobre la búsqueda de la felicidad. En su mayoría esos impactos, han sido comprobados empíricamente en humanos y animales. Pero no ha transcurrido el tiempo suficiente; para SER identificados por el grueso de la población. o aprovechados consciente mente en los comportamientos del siglo XXI.

Eduardo Punset.

Página 1 de 39

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén