Si tú cambias, podras hacer que otros cambien...

Categoría: Economía Página 1 de 6

Como salir de deudas en poco tiempo

Al leer la información que encontrarás en este libro, obtendrás muchos recursos, herramientas, información, consejos y todo tipo de estrategias que podrás comenzar a implementar hoy mismo para mejorar tus finanzas y finalmente pagar tus deudas para siempre.

No importa cuál sea tu situación financiera, cuánto dinero debas, en dónde vivas, la edad que tengas, si eres hombre o mujer o si tienes varios hijos; siempre es posible hacer algo para mejorar tus finanzas personales, manejar mejor el dinero y enderezar el camino de tu vida hacia un camino mucho más próspero y positivo.

El ser humano es la única especie en el planeta tierra que tiene la capacidad de cambiar la dirección y el rumbo de su vida literalmente dela noche a la mañana. Si hoy tomas la decisión, tu vida puede ser completamente diferente los próximos cinco años comparada a como fue los últimos cinco años.

Este libro te va a ayudar mucho a que tu vida cambie si tú lo decides, ya que simple hecho de leerlo solo te dará conocimiento teórico y no los resultados que deseas conseguir. Para comenzar a ver cambios positivos es necesario que pongas en práctica toda la información, consejos y estrategias que estás a punto de aprender.

Sin dinero es imposible sobrevivir, tener una buena calidad de vida, cumplir nuestras metas y desarrollarnos como personas. Las finanzas y el dinero son uno de “los tres pilares” de nuestra vida junto con las relaciones y la salud.

Las decisiones que tomamos todos los días, por más pequeñas que parezcan van dándole forma a nuestra vida. Si tomamos decisiones de forma precipitada, con inseguridad o de forma impulsiva, lo más normal es que enfrentemos problemas y complicaciones. Esto aplica en todo lo que hacemos, no solo en nuestras finanzas.

Anton Cela, El libro práctico para cambiar su vida, PDF

En algún momento, este sentimiento de frustración y de agobio ante la realidad que se presenta. Se da en todo ser humano, y la impresión de no encontrar una forma de salir del ciclo tortuoso de los problemas. Pareciera, a simple vista, que el mundo está hecho para sufrir, para sentirte derrotado constantemente, hasta desear o llegar a morir.

Este estado es una enfermedad espiritual en el ser humano. No es la primera vez que aparece, ni es la primera cultura que vive este caos en el exterior y en interior del hombre.

Si se pudiera definir el estilo de vida del mundo en una palabra, sería «comprar». La mayoría de las personas dedican su vida al consumo de bienes o servicios para fundamentar su existencia y rol en la sociedad moderna.

En la historia anterior, se pueden encontrar muchos rasgos de la decadencia del espíritu humano individual y social mente. Entre los temas que abarca la historia, se encuentra el aburrimiento, el desgane por el trabajo, el conformismo, el exceso de trabajo, la desintegración familiar.

La influencia de los medios de comunicación en nuestro estado emocional y mental, el alcoholismo, el abuso sexual, la crisis familiar y financiera, la prostitución, el suicidio, entre muchos otros.

Cada etapa en el desarrollo histórico del hombre puede ser definida claramente por un paradigma existencial, basado en las circunstancias sociales. El desarrollo tecnológico, el crecimiento económico y político del Estado y la aplicación de los dogmas religiosos, entre otros. Hay muchos ejemplos históricos que justifican este planteamiento.

25 maneras de ganarse a la gente

La psicología solía pensar que era crucial enfocarse en las emociones negativas (para luego eliminarlas). Ahora
sabemos que hay un mejor camino. Una nueva generación de investigadores ha variado el análisis principal de la psicología, en lugar de enfocarse en la desdicha, han optado por centrarse en la comprensión del bienestar.

Las nuevas investigaciones revelan que uno no puede ser feliz simplemente por evitar la depresión, la tensión o la ansiedad. No. Uno no puede ser feliz al menos que se sienta saludable. Y sentirse saludable es más que no estar enfermo. La salud emocional es más que la ausencia de emociones disfuncionales. La salud emocional está en el centro de cómo ganarse a la gente.

Puede que usted luche, por ejemplo, con un temperamento fuerte. Quizás tenga dificultad en poner límites o en
aceptar responsabilidades; tal vez tenga malos hábitos o quizás su actitud necesita una revisión. Todos tenemos obstáculos que podemos vencer. El 45% de los estadounidenses dice que cambiarían un mal hábito si pudieran.1 La verdad es que sí pueden cambiar. Todos nosotros podemos mejorar cuando nos decidimos a hacerlo.

Todas las personas se sienten mejor y actúan mejor cuando se les da atención, afirmación y apreciación. La próxima vez que haga contacto con la gente, comience dándoles su atención total durante los primeros 30 segundos. Haga que se sientan bien, mostrándoles su aprecio en alguna forma.

Luego observe lo que sucede. Se sorprenderá de ver con qué positivismo reaccionan. Y si le cuesta recordar que debe enfocarse en ellos en lugar de hacerlo en usted, entonces quizás le ayuden las palabras de William King. Él dijo: «Un chismoso es aquel que habla de otras personas, un aburrido es aquel que habla de sí mismo y un conversador brillante es uno que le habla a usted acerca de usted».

7 Hábitos de los Adolescentes Altamente Efectivos, PDF

Nuestra educación es vital para nuestro futuro, y debe ser toda una prioridad. Pero debemos tener cuidado en no ofrecernos como voluntarios y que las clases y tareas se apoderen de nuestras vidas.

Los jóvenes centrados en la escuela con frecuencia se obsesionan tanto con obtener buenas calificaciones, que olvidan que el verdadero propósito de la escuela es aprender. Como miles de jóvenes lo demostraron, nos puede ir extremadamente bien en la escuela, y aun así tener un saludable equilibrio en la vida.

Se necesita fe para vivir según los principios, especialmente cuando se tiene a las personas cerca y se avanza en la vida mintiendo, estafando, siendo indulgente, manipulando y sirviéndonos sólo a nosotros mismos. Sin embargo, lo que no se ve es que ir en contra de principios siempre nos deja expuestos a fin de cuentas.

Tómese el principio de la honestidad. Si eres un mentiroso, quizá puedas salirte con la tuya un tiempo, incluso durante años. Pero te verás en problemas si quieres hallar a un mentiroso que logró el éxito a la larga. Es imposible que podamos romper las leyes. Contra las leyes, sólo podemos rompemos nosotros mismos.

Para entender por qué los principios siempre funcionan, sólo imagina vivir con base en lo opuesto: deshonestidad, holgazanería, indulgencia, ingratitud, egoísmo y odio. No puedo imaginar algo bueno que derive de esto.

Página 1 de 6

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén