Cómo Meditar, PDF, Lawrence LeShan

Es nuestra total «humanidad», el ejercicio completo de lo que significa ser humano, lo que constituye el objetivo de la meditación. La meditación es una disciplina ardua, que practicada con constancia, nos facilita la aproximación a ese objetivo.

No es invención de un hombre, o de una escuela en particular. Reiteradamente, y en distintos lugares y épocas concienzudos investigadores de la condición humana han llegado a la conclusión; de que los seres humanos tienen un mayor potencial de ser, vivir, participar y expresarse, que el que están habituados a utilizar.

Estos investigadores han desarrollado métodos de enseñanza destinados a ayudar a los demás en la consecución de estas capacidades; y todos estos métodos Por qué meditamos tienen entre si muchas cosas en común.

Todo supone un esfuerzo. No hay ningún camino de rosas, ninguna ruta fácil para llegar a la meta que buscamos. Por otra parte, es ésta una, no existe ubicación alguna desde la que podamos afirmar: «Por fin he llegado, ya puedo descansar». Cuando nos esforzamos, nos sentimos más a gusto con el mundo, más satisfechos de nosotros mismos, más capaces para actuar de forma eficaz en nuestras tareas y propósitos, más unidos a los demás y, también, menos ansiosos y agresivos.

No obstante, no hay un punto final que pueda ser alcanzado. Como en cualquier asunto de importancia amor, apreciación de la belleza, eficiencia no existe límite para el potencial del
crecimiento humano. En la meditación, trabajamos como parte de un proceso; buscamos un fin sabiéndolo por siempre inalcanzable.

Un buen programa de meditación es, en muchos aspectos, muy similar a un buen programa de ejercicios físicos. Ambos requieren arduos y reiterados esfuerzos. Con frecuencia, el trabajo es completamente tonto en sus aspectos formales. ¿Podría imaginarse mayor locura que el subir y bajar repetidamente diez kilogramos de plomo, a no ser el dedicarse una y otra vez a contar hasta cuatro el número de respiraciones como ejercicio de meditación? En ambos casos, la finalidad de estos ejercicios no es el hecho en sí de levantar pesas o contar respiraciones, sino los efectos que dichos ejercicios puedan producir sobre la persona que los practica.

PDF, Cómo tener una mente positiva siempre

La realidad muestra que nos convertimos en lo que pensamos; somos la manifestación concreta de nuestras creencias más profundas y “nuestros resultados tienen el mismo tamaño que el de nuestras ideas”.

Si somos mezquinos para pensar en nuestros triunfos, él éxito será escaso en nuestra vida. Por el contrario, si imaginamos generosamente lo bueno y positivo para nosotros, entonces iremos encontrando, más fácilmente, prosperidad a lo largo de nuestro camino.

Dice el Saint Germain: “Cuando el estudiante comprende que aquello en lo que él conecta su atención se le adhiere; que se convierte en él mismo ó (dicho de otro modo, que él se convierte en aquello en que se concentra con toda la intensidad que él emplee; verá la importancia de mantener su atención lejos de todo lo destructivo en la experiencia humana”.

Por lo tanto, si prestamos mayor atención a cómo estamos pensando las relaciones, las situaciones, la vida e incluso a nosotros mismos; podemos darnos cuenta de qué ideas y creencias nos están jugando en contra y mejorarlos de inmediato.

Descubriendo las Leyes Universales o Cósmicas

Recién en estos tiempos estamos más preparados para comprender más profundamente el funcionamiento de nuestra mente. Hoy podemos aceptar con menos resistencias la existencia de las llamadas Leyes Universales o Cósmicas como verdades irrefutables. Una de ellas es la Ley Menta. que consiste en el hecho de que todo lo que cobra vida en la dimensión física visible- externa; es generado desde el plano mental (o mundo de las ideas).

Ningún pensamiento es sin efectos. Si pudiéramos verlos, ver sus formas y sus consecuencias por anticipado; nos horrorizaríamos por el uso inadecuado que hacemos de esta herramienta de poder creador y querríamos transformarlos de inmediato.


Cada vez que pensamos algo, una parte de nuestra corriente de energía se mantiene activa y ligada al cumplimiento de esa creación. Si, hasta ahora, no hemos sido muy consientes del tipo de formas mentales, hacia las que estamos dirigiendo esa buena parte de nuestra energía; aumentan notablemente las probabilidades de estar creando algo limitado para
nosotros mismos y para los demás.

La clave para hacer un óptimo aprovechamiento de esta Ley es centrar nuestra voluntad en decretarnos sin límites lo positivo; lo bueno y lo benefactor (lo constructivo). Estar presentes allí hará que vayan desapareciendo espontánea y fácilmente de nuestra programación mental los miedos (pensamientos ilusorios y limitantes).

Las dudas (pensamientos contradictorios, en lucha) y el pesimismo (pensamientos negativos y de fracaso). De otro modo, estaremos sumando Karma negativo en nuestros haberes existenciales.

PDF, Sabiduría y éxito de Salomón

el problema no es la gente o las circunstancias o el lugar donde vivimos, el problema está dentro de nosotros. Y este problema es un problema de sabiduría. “Debes cambiar de alma, no de clima.

¿No es extraño, Salomón dominar a otros reinos pero no por la fuerza? A lo largo de la Historia, cada vez que un rey quería extender su reino tendría que hacerlo a través de las guerras. Sin embargo, ¡Salomón hizo a través de la sabiduría! Él afirmó que un sabio, ¡podría conquistar una ciudad de héroes!

Usted puede pensar: «No soy un rey como Salomón, por lo tanto, no puedo tener éxito como él». Sin embargo, es bueno recordar que a lo largo de la Historia, muchos tuvieron la oportunidad de reinar y simplemente destruyeron sus reinados. Lo importante no es dónde usted se encuentra, pero a dónde va.

Salomón comenzó como un rey, pero mejoró mucho su reino y la prosperidad de sus habitantes. No importa donde se encuentre: Si sigue el camino de la sabiduría, usted crecerá y podrá extender su influencia. Y mejorará no sólo su vida, ¡sino también de todos los que te rodean!

Existe un deseo natural en el hombre para la abundancia. Los seres humanos no nacieron para vivir en la pobreza (ya sea material, intelectual, emocional o espiritual). Por lo tanto, tratamos de combatir la pobreza en todas las formas posibles, ya sea a través de pensamientos o acciones.

Es una lucha constante, y puede llegar a ser incluso una obsesión. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que muchas veces es precisamente esta «obsesión» que nos impide de prosperar. Y cuanto mayor sea la obsesión, mayor es el obstáculo.

PDF, El hombre más rico que jamás existió, Steven. k. Scott

Te he dado un corazón sabio y entendido, de modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti; ni se levantará ninguno como tú después de ti, fue la promesa de DIOS para el Rey salomón; sabiduría y riquezas fue lo que salomón obtuvo por haber pedido a DIOS cosas que normalmente ningún hombre le pedía. Todo es válido cuando se usa con buenos propósitos, Buen provecho.

Rey Salomón. Sabiduría del rey salomón, Reina de saba

En este breve pero potente libro, el multimillonario y autor de best sellers Steven K. Scott revela las avanzadas estrategias del rey Salomón para conseguir una vida de éxito económico y de realización personal.

A «Steve Scott» le fue mal en todos los trabajos que tuvo durante los seis primeros años tras su paso por la universidad. No conseguía tener éxito, a pesar de los muchos esfuerzos que hacía para alcanzarlo. Entonces el doctor Gary Smalley le propuso que se leyera el libro de los Proverbios, asegurándose que, de hacerlo así; alcanzaría mayor éxito y felicidad de lo que jamás hubiera imaginado. Y sus palabras se hicieron realidad, convirtiendo a Scott en multimillonario.

Aprende las claves de Salomón para ganar cada carrera

En El hombre más rico que jamás existió. Scott revela las claves de Salomón para ganar cada carrera, explica cómo resolver los conflictos y convertir a los enemigos en aliados; y desvela las cinco cualidades esenciales para convertirse en una persona valorada y admirada, tanto en el trabajo como en la vida personal.

Scott ilustra cada una de las ideas y de las estrategias de Salomón con anécdotas de sus éxitos y fracasos personales; así como de personas tan extraordinarias como Benjamín Franklin, Thomas Edison, Oprah Winfrey, Bill Gates y Steven Spielberg.

El hombre más rico que jamás existió es un libro tan inspirador como instructivo. Se entreteje sobre las eternas verdades de una de las mayores obras de la literatura; un mapa detallado que le llevará a una vida de éxito en nuestros días.