El ministerio de la bondad, PDF – Ellen G. White

Bondad y generosidad, Ayuda al prójimo

Es curioso ver que en este tiempo hayan aparecido tantos buenos samaritanos. La hipocresía es un mal horrible, y muchos la practican hoy en día. ¿cuando? cuando una persona necesita que lo estén grabando para darle un pan a un habitante de la calle, por ejemplo, y luego los suben a las redes sociales para que los demás digan que es generoso. no, así no.

Cualquiera que tenga la voluntad de hacer algo por sus prójimos dolientes, aunque no haya recibido una preparación específica para atender a los enfermos.

Esto no significa que la autora de este libro estimule forma alguna de “curanderismo”.

Debemos ser muy cuidadosos cuando se trata de dar consejos relativos a la salud y, más todavía, cuando nos sintamos inclinados a atender directamente a alguien que requiera atención médica.

Si bien es cierto que no debemos ser tardos en socorrer a nuestros prójimos, no es menos cierto que hay muchísimos casos cuando no deberemos suministrar medicinas que sólo corresponden a un facultativo.

Deseamos a este libro una amplia difusión, pues son muy grandes sus méritos y su utilidad puede ser muy vasta.

Quiera Dios bendecir su circulación y la aplicación de sus consejos e instrucciones que emanaron de una pluma inspirada.

Lo que dices Recibes, PDF – Don Gossett

Ser cristiano implica una gran responsabilidad, ¡dejar el nombre del SEÑOR JESUCRISTO en alto!. Muchos se autodenominan «cristianos» sin siquiera entender su significado, e interpretan de acuerdo a su conveniencia.

Existen personas que buscan a DIOS de corazón sincero; personas que luchan por hacer las cosas bien. La idea es hablar poco y actuar mucho, dar buenos frutos, Leer la «BIBLIA», es ahi donde esta escrito todo lo que necesitamos para agradar a DIOS.

Cuando Dios te adopta, te espera una nueva vida plena, una vida eterna, que se conduce de acuerdo a reglas que son completamente diferentes de aquellas que has seguido hasta entonces. Antes tú procediste de acuerdo con las leyes de la naturaleza.

Todo este libro trata de cómo obtener todo cuanto dices. Pero antes de explicarte cómo obtener lo que dices, deseo sintetizar en pocas palabras la siguiente advertencia: Puesto que lo que pides es lo que recibes, nunca pidas nada que en realidad no deseas recibir.

¡Todo es posible si puedes creer! creer también implica ir más allá de las palabras, no es cuestión de hablar y ya, todo está hecho; las palabras deben salir del corazón, del corazón espiritual, de aquel que no comete pecados y sus pensamientos están puestos en agradar a DIOS.