Crecimiento personal

Categoría: Auto ayuda Página 1 de 23

PDF, Yo soy Malala

Durante siglos y siglos conociste la esclavitud, las cadenas, los cinturones de castidad, los candados, las cárceles, las hogueras, las violaciones, los abusos, las humillaciones, los amos, los dueños, los pater fa­milias y la potestad de los hermanos, de los padres y de los maridos.

Te rifaron, te compraron, te cambiaron por fa­negadas o rebaños, te usaron, te forzaron, te quema­ron, te satanizaron, te burlaron, te santificaron, te invisibilizaron, pero sobre todo te callaron… y de qué manera te callaron.

Fuiste madre, madre y otra vez madre, y cuan­do tenías el vientre redondo y pleno, te fetichizaron y entonces te llamaron mi santa madre para imposi­bilitar tu erotización, para matar tu deseo, para silen­ciar tus ansias de más caricias… Te llenaban de hijos e hijas para vaciarte de deseo.

Te hicieron creer du­rante siglos que tu anatomía era tu único destino, y así no sólo lograron transformar tu maternidad en fatalidad sino que mutilaron la cultura de tus voces, de tu escritura, de tus ideas que sólo excepcional­mente pudieron alzar vuelo.

Quién se ha llevado mi queso, AUDIO LIBRO Y PDF

Los cuatro personajes imaginarios presentados en esta fábula, los ratones «Fisgón» y «Escurridizo» y los liliputienses «Hem» y «Haw»; pretenden representar las partes simples y complejas de nosotros mismos, independientemente de nuestra edad, sexo, raza o nacionalidad.

La vida nos exige ser sabios y para eso nuestra mente tiene que trabajar de manera constante.

hay que indagar sobre las preguntas que nacen en nuestro interior, y que la mayoría de las veces se quedan sin respuesta, Una mente inquieta lucha hasta encontrar el mensaje oculto tras una obra como esta.

Cuando hablamos de los distintos cambios que como personas debemos afrontar durante distintas etapas de nuestras vidas, ya sea sentimental, laboral, entre muchas otras, nos damos cuenta de que no es fácil, es por esta razón comenzamos a experimentar diversas emociones, tales emociones como las que podemos reconocer en el texto, que a la vez es muy útil como una guía para así afrontar estos cambios, 4 tipos de personalidades y de actitudes. Nos referimos principalmente a los personajes de esta historia,

Al margen de la parte de nosotros mismos que decidamos utilizar, todos compartimos algo en común; la necesidad de encontrar nuestro camino en el laberinto y alcanzar éxito en unos tiempos tan cambiante.

Todos, como seres humanos, necesitamos encontrar nuestro camino, y aunque no queramos, siempre nos encontraremos con situaciones, tal como fue representado en esta historia, es decir, cuando nos sacan de nuestro estado de comodidad y se provoca un proceso de “cambio”.

Miguel Ruiz, Los cuatro acuerdos, PDF

Los toltecas eran conocidos en todo el sur de México como “mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho, eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados.

Soñar es la función principal de la mente, y la mente sueña veinticuatro horas al día. Sueña cuando el cerebro está despierto y también cuando está dormido. La diferencia estriba en que, cuando el cerebro está despierto, hay un marco material que nos hace percibir las cosas de una forma lineal. Cuando dormimos no tenemos ese marco, y el sueño tiende a cambiar constantemente.

Los seres humanos soñamos todo el tiempo. Antes de que naciésemos, aquellos que nos precedieron crearon un enorme sueño externo que llamaremos el sueño de la sociedad o el suero del planeta.

El sueño del planeta es el sueño colectivo hecho de miles de millones de sueños más pequeños, de sueños personales que, unidos, crean un sueño de una familia, un sueño de una comunidad, un sueño de una ciudad, un sueño de un país, y finalmente, un sueño de toda la humanidad.

El sueño del planeta incluye todas las reglas de la sociedad, sus creencias, sus leyes, sus religiones, sus diferentes culturas y mane-ras de ser, sus gobiernos, sus escuelas, sus acontecimientos sociales y sus celebraciones.

Nacemos con la capacidad de aprender a soñar, y los seres humanos que nos preceden nos enseñan a soñar de la forma en que lo hace la sociedad. El sueño externo tiene tantas reglas que, cuando nace un niño, captamos su atención para introducir estas reglas en su mente. El sueño externo utiliza a mamá y papá, la escuela y la religión para enseñarnos a soñar.

“No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo decides. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida”. (Miguel Ruiz).

El aprendiz de brujo, Manual PNL, parte 2, PDF – Alexa Mohl

PNL, Terapias PNL, Manual de ejercicios PNL

Sus orígenes se sitúan en 1975 en los trabajos de Richard Bandler en
colaboración con John Grindler que analizaron cómo percibían y filtraban la
información los y las más prominentes terapeutas, como el fundador de la
terapia Gestalt, Fritz Perls.

Bajo el nombre de Programación Neurolingüística (PNL) se conocen, entre otros, un conjunto de modelos, habilidades y técnicas para pensar y actuar de forma efectiva a partir del modelado de las estructuras lingüísticas, los mapas mentales y los patrones de comportamiento de las personas que han llegado a la excelencia en su campo.

Pretendían averiguar por qué algunos y algunas terapeutas resolvían los casos en que trabajaban con más éxito que otros; anteriormente Bandler había estudiado terapia Gestalt.

factorhuma.org.

Este libro es una continuación de El Aprendiz de Brujo, obra que se ha convertido en lectura obligada para cualquier seguidor de la PNL. y está dirigido a personas que tienen ya algunos conocimientos de esta disciplina o que desean adquirirlos con mucha rapidez.

Contiene información detallada sobre el trabajo con el trance, sobre cómo conseguir la capacidad hipnótica necesaria tanto para la transformación de la propia vida, como para cuestiones profesionales.

Página 1 de 23

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén