Abre tu mente a los números, PDF, sé un genio

Abre tu mente a los números, PDF, sé un genio

No nos ponemos a releer pasivamente porque seamos tontos o perezosos. Lo hacemos porque somos víctimas de una ilusión cognitiva. Cuando repasamos un material de estudio una y otra vez, el material se vuelve familiar y fluido. En el sentido de que nuestras mentes lo procesan fácilmente.

Así, pensamos que esta facilidad de proceso es una señal de que hemos aprendido algo bien, aunque en realidad no sea así.

Tu cerebro tiene capacidades sorprendentes, pero no vino con un libro de instrucciones. En Abre tú mente a los números encontrarás ese manual. Seas un principiante o un experto, hallarás nuevas y estupendas maneras de mejorar tus habilidades y técnicas para el aprendizaje, especialmente en relación con las matemáticas y las ciencias.

Las matemáticas y las ciencias no tienen nada especial: tu cerebro se esforzará igual en resolver asuntos sociales que problemas matemáticos y científicos, si son estos los que has tenido en la cabeza últimamente.

Hallarás muchos más consejos y técnicas sobre cómo aprender de una manera efectiva en este libro fascinante y muy oportuno, que enfoca el aprendizaje como una aventura y no como un trabajo pesado.

Verás que es posible que te engañes a ti mismo acerca de si realmente te sabes la asignatura; encontrarás maneras de mantener tu concentración y espaciar tu práctica; y aprenderás a condensar las ideas clave para que puedan caber en tu mente con más facilidad.

Las personas que trabajan profesionalmente con las matemáticas y las ciencias suelen pasar años descubriendo técnicas de aprendizaje efectivas. Una vez han desentrañado esos métodos, ¡genial! Sin darse cuenta han superado los ritos de iniciación necesarios para unirse a la misteriosa sociedad de especialistas matemáticos y científicos.

Si crees que no tienes un talento natural para las matemáticas, puedes sorprenderte al saber que el cerebro está diseñado para hacer extraordinarios cálculos mentales. Los hacemos cada vez que cogemos una pelota al vuelo. Movemos nuestro cuerpo al ritmo de una canción o maniobramos con el coche para sortear un bache.

Hacemos cálculos complejos a menudo, resolviendo ecuaciones difíciles inconscientemente. Sin darnos cuenta de que a veces ya sabemos la solución mientras nos abrimos paso lentamente hacia ella. De hecho, todos tenemos un sentido natural para las matemáticas y las ciencias. Básicamente, solo necesitamos dominar la terminología y la cultura propias de dichas disciplinas…

Deja un comentario