Cualquier pensamiento que tengas o cualquier palabra que pronuncies es una afirmación. Desgraciadamente, la mayor parte del tiempo hacemos un uso equivocado del pensar y el hablar valiéndonos de la negatividad y continuamente estamos comunicándonos con quejas, haciendo referencia a lo que nos molesta y a lo que no queremos. Este tipo de afirmaciones son negativas y lo único que nos aportan es sentirnos descorazonadas y con una sensación de que nunca alcanzaremos aquello que tanto anhelamos.

Una vez que te haces consciente de cómo piensas, escucha tu diálogo interno. No te sientas mal, Escucha tu diálogo interno. No te sientas mal, ahora estás dando el primer paso para dejar esas viejas costumbres atrás, centrándote conscientemente y de manera deliberada en los pensamientos que realmente te fortalecen.

Aprender a usar las afirmaciones positivas es abrir la puerta a una nueva forma de vivir. También es la manera de re-educar tu mente para que sea tu aliada.

Tú también puedes crear tus propias afirmaciones positivas: Observa tu pensamiento, si este es negativo dale la vuelta creando uno positivo. Por ejemplo, si piensas “esta vida es un excremento”, la cual es una afirmación horrible, imagínate las cosas que la vida te puede traer. No pierdas el tiempo y di en voz alta: la vida es maravillosa, confío en el proceso de la vida y me siento feliz. Si quieres un coche nuevo no pases el tiempo criticando y quejándote del que ahora tienes, en vez de eso repite: ¡Tengo un coche nuevo que me encanta y me satisface!

Una afirmación tiene que ser especifica. El contenido de una afirmación debe ser expresado con el suficiente detalle como para poder ser fácilmente visualizada. Cuando cree una afirmación, piense en cada uno de los posibles aspectos positivos del elemento en particular. Incluya cualquier detalle que le parezca relevante y anótelo.

Además de ser específica, una afirmación debe ser positiva. Escribir una afirmación positiva no es tan sencillo como pueda parecer. A veces, una afirmación parece ser Positiva pero no lo es. Su subconsciente absorbe todo con total literalidad. Siempre cree lo que usted le dice el significado estricto de sus palabras. Puede que lo que le diga no sea lo que realmente pretendía expresar. Por esta razón, el uso apropiado del lenguaje es esencial.

Mercedes Mata.